Isaías I (Ruta 66) – José de Segovia

«La autosuficiencia es la enemiga de la salvación», dice William Nicholson en «Tierras de Penumbra», la historia de la fe puesta a prueba de C. S. Lewis por la enfermedad y muerte de su esposa en su breve matrimonio con Joy Davidman: «Si eres autosuficiente, no necesitas a Dios, no le buscas y no le encuentras».

Isaías es como la Epístola a los Romanos del Antiguo Testamento, donde todos los hilos se unen, para formar el gran cuadro del propósito de Dios para la salvación de su pueblo y del mundo. Dedicamos, por eso, cuatro programas a este libro en nuestra Ruta, por primera vez. Vuelven a ser, como en el caso de los Salmos, citas literales del libro, tanto en las canciones como en alguna película.

A muchos les sorprenderá que la primera referencia (2:4) esté en el himno del festival de Woodstock, que compuso la canadiense Joni Mitchell, pero que popularizó Crosby, Stills, Nash y Young. Aún más extraño es que la siguiente cita está en el «Simpatía por el diablo» de los Rolling Stones, que menciona Isaías 5:20. Esto les da ya una idea de la huella que ha dejado este libro en la música que vamos a escuchar en estos cuatro programas.

La primera película que analizamos en profundidad es, para muchos, la mayor historia de redención del cine contemporáneo, «Magnolia» (1999) de Paul Thomas Anderson. Escuchamos varias escenas del film y las canciones que para él, hizo Aimee Mann. La revelación de Dios en su santidad a Isaías en el capítulo 6 inspiró una de las canciones del disco que ahora cumple medio siglo del atormentado artista afroamericano Marvin Gaye, hijo de un pastor que le acabó asesinando. Más inspirador es el popular himno evangélico, «Santo, Santo, Santo», que escuchamos en la voz de otro músico de educación evangélica y relación complicada con su fe, por su sexualidad, Sufjan Stevens.

La otra película que tratamos en este programa tiene que ver con la promesa misma del nacimiento del Salvador en el capítulo 9 de Isaías. Se trata de la asombrosa historia de la escritora de crímenes P. D. James, «Hijos de los hombres», llevada al cine por el mexicano Alfonso Cuarón en 2006. Mostramos las analogías con el comienzo del Evangelio sobre la música de Taverner y algunos diálogos de la película, antes de escuchar la canción que hizo Michael Jackson con el evangélico Andraé Crouch, basada en esta profecía. El dominicano Juan Luis Guerra cita Isaías 9:6 en la extraña canción de «merengue» espiritual «Las avispas», que escuchamos antes de la composición que hizo Thomas Dorsey en 1937, inspirada en el capítulo 11:6-9, para Mahalia Jackson, que oímos en la voz de Elvis Presley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.