Dios en los Soprano – Al tras luz con José de Segovia

«Si Dios es totalmente bueno y todopoderoso, ¿por qué existe el mal en el mundo?», le pregunta Tony Soprano -el mafioso encarnado por el ahora fallecido James Gandolfini- a su psiquiatra, la doctora Melfi. Si el poder de Dios es ilimitado, podría extirpar el mal. Y si su bondad no tiene límites, querría hacerlo, pero no lo hace. Para muchos, por lo tanto, o Dios está limitado en su bondad y su poder, o sencillamente no existe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.