Cautivos del mal

Aunque nos gusta pensar que somos libres, la realidad es que somos prisioneros de muchas cosas. Estamos cautivos de nuestra idea de felicidad, el trabajo, o la causa por la que luchamos. La película “Prisioneros” muestra nuestro deseo de venganza, cuando nos vemos atrapados por el peso del pasado y nos sentimos dominados por la vergüenza o la culpa. Intentamos protegernos de nosotros mismos, pero estamos cautivos del mal. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.