sábado, febrero 24, 2024
Manuel Cerezo

Seguir creciendo en el Señor – Pr. Manuel Cerezo

En la Segunda Carta a los Tesalonicenses, el apóstol Pablo está escribiendo a una comunidad cristiana que está creciendo en su fe y amor. Pablo se alegra y da gracias a Dios por el progreso que ha visto en ellos. En este pasaje, vemos la importancia de reconocer el crecimiento y progreso en nuestra vida espiritual y en la de los demás.

El pastor Manuel Cerezo nos invita a reflexionar sobre este pasaje y aplicarlo a nuestra vida. A menudo, nos enfocamos en nuestras propias circunstancias y no vemos las bendiciones que Dios nos ha dado. Si somos más conscientes de todas las cosas por las que debemos agradecerle a Dios, nos daremos cuenta de cuánto ha hecho por nosotros.

Además, el apóstol Pablo no solo se alegra por el crecimiento de los tesalonicenses, sino que también les recuerda que Dios tiene un propósito para ellos y que los está acompañando en su crecimiento espiritual. En Filipenses 1:6, Pablo escribe: «Estoy seguro de esto, que aquel que comenzó en ustedes la buena obra, la llevará a cabo hasta el día de Cristo Jesús». Este es un recordatorio importante de que no estamos solos en nuestra vida espiritual y que Dios está trabajando en nosotros para cumplir su propósito.

El pastor Cerezo nos anima a seguir creciendo en nuestra relación con Dios y con los demás, confiando en que Él está con nosotros y nos ayudará a alcanzar su propósito en nuestra vida. También nos insta a animar a los demás en su crecimiento espiritual y a dar gracias por el progreso que vemos en ellos.

En conclusión, la Segunda Carta a los Tesalonicenses nos recuerda la importancia de reconocer y dar gracias por el crecimiento en nuestra vida espiritual y en la de los demás. Debemos confiar en que Dios está con nosotros en este proceso y que Él llevará a cabo su propósito en nosotros. Sigamos creciendo en nuestra relación con Él y animando a otros a hacer lo mismo.

Deja una respuesta