Onesíforo – El Personaje Bíblico

Con Rosa Mariscal 

Estudio Bíblico de Onesíforo. 

ONESÍFORO =(el que trae provecho). Cristiano que cooperó con Pablo en Éfeso, y después lo visitó en la prisión en Roma, cuando muchos otros de Asia abandonaron al apóstol. Lejos de avergonzarse de Pablo en cadenas, lo confortó y le sirvió. Pablo pide misericordia divina para la casa de Onesíforo y le envía saludos a través de Timoteo (2 Ti 1:15–18; 4:19).

En la segunda carta que el apóstol Pablo escribe a Timo, teo en el capítulo 1 los versículos 15-18, Pablo le dice: “Ya sabes esto,  que me abandonaron todos los que están en Asia, de los cuales son Figelo y Hermógenes. Tenga el Señor misericordia de la casa de Onesíforo, porque muchas veces me confortó, y no se avergonzó de mis cadenas. Sino que cuando estuvo en Roma, me buscó solícitamente y me hallo. Concédale el Señor que halle misericordia en aquel día. Y cuanto nos ayudó en Efeso, tu lo sabes mejor.

En estos versículos, Pablo se refiere a la situación en que se halla personalmente, debido a una triste circunstancia, ya conocida («Ya sabes esto») de Timoteo. Aunque el abandono por parte de «todos los que están en Asia» no puede menos que deprimir el ánimo del apóstol, dedica, sin embargo, solamente un versículo a mencionar lo que le causa dolor, para referirse, en tres versículos, a lo que le causa gozo.

Entre los que le abandonaron («todos los que están en Asia», se refiere a la provincia romana que tenía a Efeso como capital), el apóstol singulariza a Figelo y Hermógenes, quizás, como apunta  Guthrie, «porque éstos eran la causa principal del disturbio». La forma en que Pablo se refiere a los que le abandonaron («los que [están] en Asia»), no en Roma, da a entender que «algunos líderes cristianos en la provincia cuya capital era Éfeso habían sido invitados por Pablo a venir a Roma con el fin de aparecer como testigos a su favor … Con la mayor probabilidad, el miedo les retuvo».

Comenta Collantes: «Aunque dolido, más por estas defecciones que por sus cadenas, Pablo no tiene ni una palabra de reprensión para esos hombres cobardes. Porque no se trataba de una apostasía de la fe, sino de una falta de fidelidad a su propia persona. Y para Pablo es únicamente el Evangelio lo que cuenta en la vida».

Pero hay una noble excepción (además, Pablo no está solo; él dice: “Solo Lucas está conmigo” . No dice Pablo que fuese uno de los que él había invitado a que viniesen a Roma a dar testimonio a su favor. Analicemos brevemente lo que Pablo está diciendo en estos versículos:

Tengamos en cuenta que, cuando escribe esta epístola, Pablo no se halla, como anteriormente, en el piso alquilado

al que hace referencia Lucas en Hechos 28:30, donde, aparte de poder recibir las visitas de los amigos, tenía libertad suficiente incluso para moverse por las calles de Roma, aunque siempre encadenado a un soldado que le vigilaba. Ahora está ya condenado a muerte y encerrado en lo más lóbrego de la prisión interior, como había estado en Filipos (Hch. 16:24). Por eso, era mucho más difícil dar con él y aun visitarle.

Pero, aun así, Onesíforo, cuando estuvo en Roma, lo buscó con solicitud (gr. spoudaíos) hasta dar con él. Y no sólo lo visitó muchas veces, sino que le reavivó el ánimo; le alivió también materialmente. El apóstol menciona con profunda gratitud hacia Onesíforo, que no se avergonzó de las cadenas de Pablo. W. Hendriksen hace notar la frecuencia con que menciona el apóstol en este capítulo lo de no avergonzarse: «Timoteo no debe avergonzarse (v. 8). Pablo no se avergüenza (v. 12). Onesíforo no se avergonzó (v. 16)».

La mención de la familia (lit. casa) de Onesíforo, tanto aquí (v. 16) como en 4:19, y la expresión «en aquel día» (v. 18), clara referencia al día escatológico de las recompensas (comp. con la del v. 12, al final), ha llevado a muchos autores a conjeturar, y aun asegurar, que Onesíforo había muerto ya cuando Pablo escribió esta epístola. Esta probabilidad no puede negarse, y hasta es posible que hubiese sido ejecutado. El apóstol dice (v. 18, al comienzo): «Que el Señor le conceda hallar misericordia de parte del Señor en aquel día». Esta frase plantea  un deseo, más bien que una petición, de que el Señor conceda misericordia, en el día de las recompensas, a quien había usado de tanta misericordia con el propio apóstol.

 El apóstol menciona finalmente (v. 18b) los servicios que Onesíforo había prestado en la iglesia de Éfeso.  Qué servicios fuesen ésos no lo sabemos, pero debieron de ser importantes y notorios para que Pablo los considerase dignos de especial mención.

 Lo que Pablo escribe sobre Onesífero es admirable:

 Estuvo a su lado cuando más lo necesitaba.

 Le consoló y le fortaleció.

 No se avergonzó de él cuando estaba en la cárcel.

 Cuando Pablo se encontraba solo y sin ayuda en Roma, Onesífero lo buscó por toda la ciudad hasta encontrarlo y permanecer con él.

  Trabajó y estuvo a su lado tanto en Efeso como en otros lugares.

   Lo que Onesifero hizo por Pablo fue mucho más

que una demostración de amistad y fidelidad, fue una auténtica bendición de  Dios. Dios bendice a los creyentes para que seamos de bendición a otros.

Onesífero ayudo al siervo de Dios cuando más necesitado estaba de compañía, él fue a Roma y permaneció con él; aunque tenía familia y tendría cosas que hacer, pero existe un refrán que dice: “El que quiere puede”.

Consoló a Pablo y le fortaleció, cuando las circunstancias de la vida por las que estaba pasando, le ponían triste y  debilitaban su fe. No se avergonzó de Pablo cuando estaba en la cárcel, sabía que era inocente el siervo de Dios y sabía  por qué sufría y por qué estaba condenado a muerte; ni una sombra de duda sobre el testimonio de Pablo.

No escatimó esfuerzos recorriendo la ciudad de Roma, una y otra vez, aunque ya hemos dicho que era difícil encontrar al apóstol, pero Onesíforo no paró hasta hallarlo y se quedo con él.

Estos versículos que escribió Pablo en 2ª Timoteo 1:15-18, nos hablan claramente que todos los siervos de Dios, aún los más excelentes, como el apóstol Pablo, tienen momentos en los que necesitan compañía, porque se sienten solos. ¿Qué creyente no ha oído hablar de la soledad de los pastores?

Los siervos de Dios también necesitan consuelo, porque ellos son expertos en sufrir tristezas, el ministerio pastoral es propicio a las tristezas, y no es edificante que el pastor esté hablando con los miembros de sus tristezas y de quienes se las originan, por amor a la Obra de Dios  y a los hermanos, por varios motivos. Y como todos sabemos, las tristezas nos dejan a las personas debilitadas y por consiguiente, también los pastores necesitan ser fortalecidos.

Onesíforo fue un creyente que además de trabajar con Pablo, fue un hombre que sirvió de apoyo, consuelo, fortaleza,…, al gran siervo de Dios. Y los siervos de Dios en la actualidad, pedimos al Señor que despierte Onesíforos en todas las Iglesias.

9 comentarios en «Onesíforo – El Personaje Bíblico»

  • el 22/09/2020 a las 4:10 AM
    Enlace permanente

    Onesifiro es símbolo de compañía, estimación, sacrificio, entrega, fraternidad, hermandad

    Respuesta
  • el 22/10/2020 a las 1:05 PM
    Enlace permanente

    Que hermoso cuando Dios usa a alguien para que crea en tu ministerio sin duda es sinonimo de confianza, paz,goso,confortamiento,estas pasando por unas divisiones es vueno como la nave que va ala luna con los 2 propulsores a sierta altura se desprenden porque no pueden yegar ala altura que va la nave así fue con tigo ellos no podrán llegar asta donde Dios te ba a llevar

    Respuesta
  • el 20/11/2020 a las 11:05 PM
    Enlace permanente

    Aqui San Pablo hace referencia a Onesiforo, como alguien que siempre estuvo con el y nunca lo defraudo aun cuando estaba en prision, y pide por la familia de Onesiforo y para que Dios tenga misericordia por su alma en su dia y da a entender que ya habia sido ejecutado.
    Como vemos es un claro ejemplo que pedir misericordia por el alma de un fallecido y desde los tiempos de los Apostoles se hacia, y este es un claro ejemplo como SaN Pablo lo expone.

    Respuesta
  • el 29/12/2020 a las 10:45 PM
    Enlace permanente

    Cuando se expresa un deseo del corazón y se dirige a Dios, no es esta una petición?
    En este momento pediré al señor por su misericordia para mis seres queridos: Que el señor tenga misericordia de ellos cuando estemos en su presencia! Amén ??

    Respuesta
    • el 03/12/2021 a las 2:12 AM
      Enlace permanente

      Me he gozado con el estudio y con los comentarios Dios les continué bendiciendo

      Respuesta
  • el 28/02/2021 a las 8:47 PM
    Enlace permanente

    que bonito ejemplo de onesiforo fue leal al apostol no como figelo y hermogenes infieles asi son todos aquellos que abandonan tu mnisterio y se van hablando mal de ti pero siempre habra ub onesiforo que te va apoyar y va estar contigo enlas buenasy malas

    Respuesta
  • el 01/04/2021 a las 1:28 PM
    Enlace permanente

    El versículo 17 del Cap 1 dice: sino que cuando estuvo en Roma, me buscó solicitamente y me halló.
    Esta disposición del hermano Onesíforo para buscar hasta encontrar a nuestro hermano Pablo nos habla de amor, del amor fraternal que debe haber en cada hijo de Dios redimido por su sangre.
    Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.
    Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.”Juan 15:13-14.

    Respuesta
  • el 30/04/2021 a las 6:41 PM
    Enlace permanente

    Dios le bendiga de una manera poderosa gracias por compartir este estudio fue de mucha bendición par mi vida me ha impactado y sacado las lágrimas.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.