Jeremías (Ruta 66) – José de Segovia

«No hay nada más fácil de ser tildado de exageración que el lenguaje de la verdad desnuda», decía Joseph Conrad. El mensaje profético es tan impopular como la verdad misma, pero eso no ha de hacernos arrogantes. La verdad ha de ser proclamada con lágrimas, como hizo Jeremías.

Tras la versión de la sintonía de Ruta 66 que hace Ralph Napolitano, somos «Llevados a la lágrimas» con Police. El tema de Dylan. «A lo largo de la torre del vigía» es conocido por la interpretación de Jimi Hendrix en 1968. Aunque está basado en el libro de Ezequiel, cita también Jeremías 5:31.

La película «El intercambio» (2008) de Clint Eastwood nos presenta la figura profética de un predicador que denunció la corrupción e injusticia en Los Ángeles de los años 20. Encarnado por John Malkovich, el pastor presbiteriano Briegleb dio a conocer el caso Collins en sus sermones por la radio, para ayudar a la madre que hace Angelina Jolie en la pantalla. Su ministerio no está lejos del corazón de Dios (Jeremías 22:16).

«No hay nada más fácil de ser tildado de exageración que el lenguaje de la verdad desnuda», decía Joseph Conrad. El mensaje profético es tan impopular como la verdad misma, pero eso no ha de hacernos arrogantes. La verdad ha de ser proclamada con lágrimas, como hizo Jeremías.

Tras la versión de la sintonía de Ruta 66 que hace Ralph Napolitano, somos «Llevados a la lágrimas» con Police. El tema de Dylan. «A lo largo de la torre del vigía» es conocido por la interpretación de Jimi Hendrix en 1968. Aunque está basado en el libro de Ezequiel, cita también Jeremías 5:31.

La película «El intercambio» (2008) de Clint Eastwood nos presenta la figura profética de un predicador que denunció la corrupción e injusticia en Los Ángeles de los años 20. Encarnado por John Malkovich, el pastor presbiteriano Briegleb dio a conocer el caso Collins en sus sermones por la radio, para ayudar a la madre que hace Angelina Jolie en la pantalla. Su ministerio no está lejos del corazón de Dios (Jeremías 22:16).

Las «Lágrimas negras» sobre las que canta El Cigala con el ya fallecido músico cubano Bebo Valdés, nos recuerda el llanto de Jeremías. Las palabras del capítulo 17, versículo 9, inspiraron el tema más popular de Johnny Cash, «I Walk The Line», que da título a la película que sobre su vida hizo Joaquin Phoenix. Lo escuchamos esta vez, en la voz del afroamericano Brook Benton. El deseo que expresa es todo lo contrario a la falsedad que observan Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán en «SI pudieras ver» en 1974.

La siguiente película que analiza José de Segovia es «Amen» (2002) de Costa-Gavras. Nos habla de alguien real que trabajó para los nazis en la fabricación del gas Ziklon B que usaban en las camaras de gas de los campos de exterminio. Kurt Gerstein, Como luterano acude a su iglesia para denunciarlo, que no le escucha, como tampoco hace el Vaticano, pero el film imagina un jesuita que le ayudara en intentar convencer, inútilmente, al Papa Pio XII. Su testimonio profético nos recuerda a la Iglesia Confesante. Escuchamos diálogos de la película, que comentamos con la banda sonora. Para acabar, oímos la canción de Bob Dylan inspirada en Jeremías 17:9, «Cada grano de arena»…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *