El profeta Natán – El personaje Bíblico

NATAN = « “Dios ha dado”, “regalo,  “don”». Fue un notable profeta que vivió en la época de David y de Salomón. Hay que reconocer que su presencia, su amistad, y su valor, eran un  regalo de Dios para David.

Natán aparece en tres momentos cruciales en la vida del rey David, y para comprender de qué estamos hablando debemos poner todo en su contexto. Cualquier rey tenía poder absoluto sobre sus súbditos y podía ordenar quitarle la vida a quien quisiera. Nadie se atrevía a contrariar a un monarca.

Natán nos demuestra las características de una amistad verdadera, características desconocidas en estos días.

UN AMIGO ES ALGUIEN QUE TE AYUDA A ACERCARTE A DIOS

David  habló con Natán el proyecto de construcción del Templo, dijo al profeta: “Mira, yo habito en una casa de cedro, pero el arca de Dios mora en medio de cortina. Entonces Natán dijo al rey: Ve, haz todo lo que está en tu corazón, porque el Señor está contigo”.

El profeta dio su conformidad, pero Dios le ordenó que le hiciera saber al rey que no sería él quien tuviera el honor de erigir el edificio sagrado (2 S. 7:1–17; 1 Cr. 17:1–15).

UN AMIGO ES ALGUIEN QUE TE DICE LO QUE HACES MAL

Más tarde Natán tuvo la misión de reprochar a David su adulterio y el asesinato de Urías heteo. Para convencer de pecado al rey, el profeta se sirvió de la parábola de la corderita (2 S. 12:1–15; cfr. Sal 51:1, 2). Nada mejor para acercarse al rey, porque David había sido pastor en su juventud y podía comprender perfectamente lo sucedido.

Este fue sin duda el momento más difícil en la vida de Natán, cuando tuvo que enfrentar a su amigo de parte de Dios. Lo que David había hecho era horrible, nada menos que asesinar a uno de sus valientes y quedarse con su mujer.

UN AMIGO ES EL QUE TE AYUDA A TRABAJAR EN EQUIPO

Asistido por Natán y Gad, David organizó el servicio musical del santuario (2 Cr. 29:25).

UN AMIGO ES QUIEN TE AYUDA A TOMAR DECISIONES SABIAS

Adonías, deseoso de usurpar el trono, destinado a Salomón, no informó al profeta, dándose cuenta de que Natán era sumamente fiel a la voluntad de David (1 R. 1:8–10). El hombre de Dios aconsejó a Betsabé que diera inmediato aviso al rey, prometiéndole su ayuda. David dio entonces orden al sacerdote Sadoc, a Natán profeta y a Benaías, jefe de la guardia personal, que proclamaran rey a Salomón (vv. 11–45).

Natán escribió la historia del reino de David y consignó una parte de los actos de Salomón (1 Cr. 29:29; 2 Cr. 9:29). Su libro no nos ha llegado.

Este profeta vivió conforme al significado de su nombre, «Dios ha dado, “regalo”, “don”». Fue una dádiva necesaria y útil de Dios para el rey David.

Sirvió como interlocutor de Dios para David, y demostró ser un amigo valiente y un consejero. Siempre estaba dispuesto a hablar la verdad, aún cuando sabía que eso originaría un gran dolor.

Al confrontar a David con el pecado múltiple de codicia, robo, adulterio y asesinato en su aventura con Betsabé, Natán pudo ayudar a David a ver sus propias malas acciones al mostrar que él no habría tolerado esas acciones en ningún otro. El arrepentimiento de David permitió que Natán lo consolara con la realidad del perdón de Dios, y al mismo tiempo le recordó las dolorosas consecuencias que su pecado traería.

El enfoque de Natán nos ayuda a juzgar nuestras acciones. Cuán a menudo tomamos decisiones que condenaríamos en otros. Es de gran beneficio que nos preguntemos cómo verán Dios y los demás nuestras acciones.

Desafortunadamente, tenemos una gran capacidad para mentirnos a nosotros mismos. No obstante, Dios proporciona dos salvavidas contra la autodecepción: su Palabra, y los verdaderos amigos.

En cada caso, tenemos una visión que va más allá de nosotros mismos. Usted tiene en la mano la Palabra de Dios. Permita que le hable de usted mismo, aunque la verdad sea dolorosa. Si no tenemos un amigo como Natán, pídamosle uno a Dios; y pídamos también que lo use a usted como un Natán adecuado para otra persona.

Puntos fuertes y logros:

Un consejero confiable para David

• Un profeta de Dios

• Un confrontador valiente pero cuidadoso

• Uno de los controles de Dios en la vida de David

Debilidades y errores:

Su anhelo de ver que David construyera un templo para Dios en Jerusalén lo hizo hablar sin que Dios hubiera dado las instrucciones

Lecciones de su vida:

No debemos tener miedo de decir la verdad a aquellos que están bajo nuestro cuidado

• Un compañero en el que podamos confiar es uno de los regalos más grandes de Dios

• Dios se preocupa tanto por nosotros que encuentra una manera de comunicarse cuando estamos haciendo mal las cosas

2 comentarios en «El profeta Natán – El personaje Bíblico»

  • el 11/11/2021 a las 8:45 PM
    Enlace permanente

    Dios les siga usando para poder recibir palabras como esta que particularmente me toco , con esta misma enzenanza que hace poco , atravez del pastor pude entender , yo me asemejo a ese buen amigo y siervo De Dios ! Siempre tube Ese “Don” de discernir el peligro de los que Dios me pone para exhortarles con amor en el tiempo indicado! Amaría yo tener un Natán para mi vida, de igual disierno mucho lo malo en mi vida y con la Bendición De Dios!y obediencia me he liberado ! Dios los Bendiga ?

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.