«El camino a Jonestown 3: La política y milagros de Jim Jones»

«El Templo del Pueblo combinaba extrañamente la política radical con la que difundía su mensaje de conciencia social contra el racismo y los males del capitalismo, con la estrategia de un ministerio centrado en los milagros. La publicidad de la iglesia solía presentar a Jim Jones como un hacedor de señales y prodigios, lo que chocaba con la imagen que quería dar a las autoridades de una entidad dedicada al trabajo humanitario. Es algo que caracteriza al Templo del Pueblo desde que comienza en Indiana, hasta su espectacular crecimiento en California y su extensión por todo el país.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.