Jueces (Ruta 66) – José de Segovia

«La mayor parte del mal que se hace en este mundo es por personas con buenas intenciones», dice T. S. Eliot. El libro de Jueces es tan mundano y chocante, primitivo y violento, que tanto para el moralista como para el religioso, es difícil de asimilar, una parte de la Biblia que la iglesia prefiere ignorar. Para muchos desde niños, sin embargo, la historia de Sansón les resulta atractiva. Hay una oscuridad en estos relatos, que a algunos le resulta humana, pero a otros repulsiva. Es un libro que nunca nos deja indiferentes.

Estamos «Entre dos tierras» en esta parte del viaje, como la canción que hace treinta años abría el disco que produjo Phil Manzanera para Héroes del Silencio. A esta altura de la Ruta 66 entramos con José de Segovia en un círculo que nos preguntamos si se va a poder romper, como en el tema del grupo de góspel más comprometido con la lucha por los derechos civiles, Staple Singers. Es la culpa de la que habla en un café de carretera el personaje de Woody Allen a su entonces esposa, Mia Farrow, hija de un mafioso que los persigue en Broadway Danny Rose. Ante tal peso de pecado, el «blues espiritual» del Ciego Williie McTell clama por la misericordia de Dios, si así le place.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *