Rut (Ruta 66)- José de Segovia

«Aunque la canción de amor se manifiesta de muchas formas –canciones de exaltación y alabanza, de rabia y desesperación, eróticas, de abandono y pérdida– en todas ellas se invoca al Creador·, dice el músico australiano Nick Cave. Ya que la canción de amor es quizás el don más auténtico y distintivamente humano para reconocer a Dios»…

Si «la cautivante premisa que habita en toda canción de amor es el deseo», como dice Cave, no es extraño que el libro de Rut comience con un cuadro de hambre y necesidad. Tras la versión de Ruta 66 del músico argentino muerto en la carretera en un accidente de moto, Pappo, escuchamos dos canciones de un «Corazón hambriento», el clásico de Springsteen en su álbum de hace cuarenta años (El Río) y la actual cantautora inglesa Florence Welch con su Machine…

La película «La vida de Pi» nos habla del misterio de la Providencia que hay detrás de la historia de Rut. ¿Son las circunstancias en las que se encuentran sus personajes, algo fortuito? ¿O hay Alguien al control del la situación? «La Providencia puede ser el azar», teme el fallecido músico argentino Gustavo Cerati en «Av. Alcorta». Ya que «La vida es corta», canta Lena Horne, al invocar el nombre de Rut en su canción «¿No es verdad?»…

A Lucinda Williams le gustaría que tuvieras lo que Rut tenía, el amor que mostró Cristo en la sangre que Cristo derramó. Es la sorpresa de un amor como el que busca Sandra Bullock en películas románticas como «Mientras dormías», que nos presenta un sueño más profundo que el de Booz, pero un anhelo tan grande como Rut. Es el deseo de ser cubierto con «las alas de amor», por las que suspira también el adolescente Michael Jackson. Son «las alas del refugio del Señor», que implora Buddy Miller en la canción que suena en la voz de Roy Orbison en la controvertida película sobre el joven Billy Graham…

El verdadero amor es el que vence a la muerte misma en estas «Tierras de penumbra». C. S. Lewis descubrió ese amor tardío por la escritora judía comunista Joy Davidman, convertida del ateísmo al cristianismo por la correspondencia con el converso profesor de Oxford, cuando sufrió los maltratos de su alcohólico marido, guionista de Hollywood. Escuchamos algunas escenas de la película con Anthony Hopkins y Debra Winger sobre su dolor ante la enfermedad y luto, antes de oír la declaración de amor de Dylan en 1979 a la cantante afroamericana que le llevó a la fe cristiana, Ángel Precioso. Puesto que la historia de Rut nos muestra no sólo a un «Dios que mira a la distancia», como en la canción de los Byrds, sino Aquel que entra en la genealogía de los hombres, como la moabita Rut en la familia del Mesías, para traernos con su amor inmerecido una herencia eterna…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *