¿Es la Familia internacional hoy una secta? – Niños de Dios

La Historia nos muestra cómo muchas iglesias se convierten en sectas, pero ¿puede una secta dejar se serlo? Cuando comienzan los Niños de Dios hace medio siglo, eran difíciles de distinguir de cualquier otro grupo evangélico de la Gente de Jesús –el movimiento espiritual que llevó a la fe cristiana a muchos hippies a finales de los 60–, pero obsesionados por el Apocalipsis, se convierten en una secta sexual, que acaba siendo relacionada con la prostitución y el abuso de menores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *