El impostor – Todos somos un poco actores

Si hay algo que explica nuestra vida, es nuestra insaciable y humillante necesidad de ser queridos, aceptados y amados, dice Javier Cercas. En su libro, El Impostor, encuentra en Enric Marco, un espejo de lo que somos todos. Marco no movió un dedo contra el franquismo durante cuarenta años, pero al terminar la dictadura, se convirtió en pocos meses en secretario general del tercer sindicato más importante, la anarquista CNT. Su impostura como deportado en un campo nazi dura hasta 2005. Al inventarse su biografía, pretende que la ficción le salve, como nos pasa a todos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *