1 Samuel (Ruta 66) – José de Segovia

«La grandeza en el reino de Dios se mide en términos de obediencia», dice John Stott. La introducción de la monarquía en Israel en el capítulo 8 de 1 de Samuel no sólo nos revela quién Dios es, sino también quienes somos nosotros. El rey no es para ellos, un sustituto del profeta, sino de Dios mismo. A diferencia de Samuel, el pueblo y Saúl no quieren escuchar la voz de Dios (v. 19). Ya que una cosa es conocer la verdad y otra, obedecerla. Y lo peor que nos puede pasar a veces, es que Dios nos de lo que pedimos…

El judío neoyorquino Paul Simon comienza este programa de Ruta 66 con una de esas canciones en forma de oración, cuando observa que «la vida de algunos parece fácil / pero la mayoría tropiezan en la vida / y caen, Señor». Dolly Parton es una de las pocas figuras del «country» que logra aunar a los norteamericanos más allá de las trincheras que ahora les dividen. El secreto, dice que está en su fe. Como Samuel, dice «Aquí estoy». Ella sabe su lugar en esta tierra, pero otros como Saúl, cantan los irlandeses Waterboys, quieren volar a las alturas, «Demasiado cerca del Cielo»…

Como el caballero de Bergman en «El séptimo sello», nos podemos preguntar con el personaje del hijo del predicador luterano en esa película: «¿Por qué es necesario que Dios se oculte en una niebla de promesas, expresadas a medias, y de milagros que nadie ha visto?». La Muerte no le contesta, pero el David del «Aleluya» de Leonard Cohen «toca un acorde secreto» para el rey Saul, que «agradó al Señor», porque creyó que «quizás hay un Dios arriba». Así el «Pequeño David» tocaba «alelu, aleluya» con su arpa, canta James Taylor.

La historia de David y Goliat en 1 Samuel 17 ha inspirado muchas canciones y películas. «David era pequeño, pero luchó contra el gigante Goliat, que cayó y murió», porque las cosas «No tienen que ser necesariamente así», canta la fallecida hija del predicador, Aretha Franklin. Esas son «Las guerras» que les interesan de «La Biblia» a Vox Dei en plena dictadura argentina. El tema se ha convertido ya en un género cinematográfico en el que se habla de películas «tipo David y Goliat». Escuchamos fragmentos de algunas que no esperaríamos encontrar en la lista, como «Indiana Jones» o «Star Wars», pero también su última versión independiente con «Aguas oscuras». Entre medio, escuchamos uno de los muchos temas de «metal» que se han inspirado en esta historia bíblica, el de los riojanos Tierra Santa…

Acabamos el programa con la advertencia de los Hollies de que «puedes cantar sobre el rey David y predicar sobre la sabiduría de Saúl. pero el juicio caerá sobre toda la humanidad, cuando suene la trompeta» en «El Último Día». Como en la canción del fallecido Rich Mullins, José de Segovia te quiere «contar una historia que probablemente has oído / Te voy a decir algo que probablemente no te entusiasme / pero no te hará seguramente daño / Viene del libro sagrado de los israelitas». Por ella aprendemos a relativizar «¿qué problema son los gigantes? / ¿Qué mal hay en ser pequeño? / Cuánto más grandes vengan / ¡Más duro caerán!»…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *